Usted está aquí:noticias·alta velocidad

El nuevo enlace ferroviario de alta capacidad entre los grandes nodos ferroviarios de Lyon y Turín, destinado a suceder a la galería del Frejús, dio la semana pasada un nuevo paso adelante con la presentación del borrador de lo que se espera que sea el proyecto definitivo para la construcción de un nuevo enlace internacional entre el sudeste de Francia y el noroeste de Italia.

El servicio internacional de viajeros y alta velocidad Fyra, que conecta Amsterdam con varias ciudades neerlandesas y con Bruselas, va camino de convertirse en el mayor fracaso operativo e industrial del sector ferroviario europeo de las últimas décadas. Poco más de un mes después de que, con más de cinco años de retraso, se pusiese en marcha la conexión de alta velocidad a precios reducidos entre las capitales de Países Bajos y Bélgica, el servicio tuvo que ser suspendido el 17 de enero y a día de hoy no hay fecha prevista para su reinstauración.

Taiwan High Speed Rail Corporation, la compañía encargada de explotar tanto la infraestructura como los servicios de transporte de viajeros en la línea Taipei-Kaohsiung, confirmaba el pasado mes de diciembre que el número de viajeros acumulado en el tronco de alta velocidad había superado ya los 200 millones desde su apertura en enero de 2007.

Esta semana ha entrado en servicio el último tramo que faltaba para completar la línea de alta velocidad que conecta Madrid con la frontera francesa, entre Barcelona y Figueres. Se trata de una infraestructura dual ya que, por un lado, es quizá el mejor ejemplo del error político que ha supuesto la aplicación, hasta sus últimas consecuencias, del centralismo y el diseño radial en la determinación de las prioridades en materia de transportes. Por otra parte, esta línea es la primera en toda la historia del país en superar otras dos particularidades ibéricas: los seis pies castellanos en los Pirineos y la construcción de líneas exclusivas para viajeros en rutas que estaban muy lejos de alcanzar su techo de capacidad.

El estado de Michigan (EEUU) y la Agencia Federal de Ferrocarriles de ese país formalizaron esta semana la compra a la operadora de cargas Norfolk Southern de una sección de 217 km (135 millas) de vía con la que se completa la nacionalización de la práctica totalidad del corredor ferroviario entre Chicago y Detroit.

Justo en el último momento: las autoridades ferroviarias belgas y neerlandesas alcanzaron el pasado lunes un acuerdo que pone fin a las dudas sobre la puesta en marcha definitiva de Fyra, un servicio internacional de transporte de viajeros cuya ruta en la línea de alta velocidad entre Bruselas y Amsterdam se superpone a la de la operadora Thalys, pero cuyo objetivo comercial es ofrecer un servicio ligeramente más lento pero mucho más barato, en sustitución del antiguo Intercity Benelux.

La operadora italiana de trenes de viajeros de alta velocidad NTV pondrá en vía más trenes a partir del próximo 9 de diciembre -coincidiendo con la entrada en vigor del horario de invierno- y extenderá sus servicios hasta la ciudad piamontesa de Turín (noroeste del país). La empresa privada, participada al 20% por la pública francesa SNCF, calcula además que desde que comenzó a operar -hace exactamente siete meses ha transportado a 1,5 millones de viajeros, y confía en superar el umbral de los 2 millones al terminar el año, dentro de sólo un mes.

Eurostar, la operadora internacional de trenes de viajeros entre Londres, París y Bruselas, ha mandado ya al taller el segundo de los 28 trenes que serán reformados y modernizados hasta 2015 como parte del programa de mantenimiento en el ecuador de su vida útil -prestan servicio desde 1994-. Tras la reconstrucción interior de un primer tren el año pasado, que ha servido como prototipo para la aplicación real de los diseños de Pininfarina, la empresa aplicará ahora los conceptos desarrollados a los 27 restantes.

Desde los años 30 del pasado siglo, y hasta la semana pasada, el medio oeste norteamericano no había visto trenes circular a velocidades superiores a las 100 millas por hora (160 km/h). El pasado viernes, sin embargo, una composición de Amtrak volvió a romper esa barrera al circular a 110 millas por hora (177 km/h) en un tramo de poco más de 24 kilómetros en el estado de Illinois, entre las localidades de Dwight y Pontiac.

China sigue añadiendo kilómetros de líneas de alta velocidad a su red, la mayor del mundo. En el plazo de sólo tres semanas, el gobierno de la dictadura hipercapitalista ha inaugurado dos líneas de alta velocidad, que añaden un total de 667 kilómetros a una red apta para velocidades superiores a los 200 km/h y cuya longitud es ya de 6.800 km.

Página 2 de 3
Copyright 2011. Joomla 1.7 templates. 2003-2015 - Fernando Puente