Usted está aquí:noticias·convencional·Iarnród Éireann lanza una iniciativa para reducir a dos horas el viaje de Dublín a Cork

Miércoles, 27 Mayo 2015 09:01

Iarnród Éireann lanza una iniciativa para reducir a dos horas el viaje de Dublín a Cork

Escrito por 
Los trenes Mark IV se operan en régimen push-pull, y sus coches fueron fabricados por CAF. En la imagen, coche remolque con cabina. Los trenes Mark IV se operan en régimen push-pull, y sus coches fueron fabricados por CAF. En la imagen, coche remolque con cabina. CAF

La compañía estatal irlandesa de ferrocarriles, Iarnród Éireann, ha confirmado esta semana el lanzamiento del primer servicio directo, sin una sola parada, de toda su red. Será de momento un único tren por día entre las dos ciudades más pobladas del país: Cork y Dublín, y precisamente en ese orden, puesto que no tendrá gemelo en sentido inverso.

Con 2h15 minutos y salida de Cork a las 06.15, este servicio destinado fundamentalmente a viajeros frecuentes y por motivos laborales, recorta en 10 minutos el tiempo de recorrido del tren más rápido, un puesto que hasta ahora ocupaba el servicio de las 05.55. Ambos compiten ahora de lunes a viernes a por los viajeros más madrugadores siguiendo las líneas sugeridas por la investigación del mercado, aunque es muy posible que el segundo sea el preferido de la mayoría de ellos, puesto que pese a salir 20 minutos más tarde, llega a destino sólo 10 minutos después.

Para recortar el tiempo, Iarnród Éireann (o Irish Rail) simplemente ha eliminado, en el tren de las 06.15, las dos paradas que todos y cada uno de los cerca de 15 trenes diarios realizan: la de Mallow y la de la peculiar estación de empalme de Limerick Junction. En todo caso, la mejora del servicio no comportará una subida de los precios que se cobran a los usuarios (a los que se espera atraer también con WiFi gratis).

Con este nuevo servicio, Iarnród Éireann experimenta ahora con una reducción de tiempos que dentro de unos meses será la norma general en la línea, cuando concluyan los primeros trabajos de mejora en la infraestructura, concentrados en el tramo de 80 km entre Hazelhatch, en las cercanías de Dublín, y Portlaoise, y que consistirán en la renovación de vía para elevar la velocidad desde los 110-140 km/h actuales, hasta los 160 km/h.

Eso permitirá, a finales de este año, recortar los tiempos de viaje de todos los trenes de 8 a 10 minutos. A medio plazo, además, se pretende rebajar el tiempo de recorrido por debajo de las dos horas, con actuaciones de mayor calado que incluirán la eliminación de cinco pasos a nivel, la renovación de algunos puentes y la rectificación de una curva.

Lo que no será necesario tocar será el material rodante: las composiciones Mark IV que se usan en la actualidad, formadas por ocho coches convencionales fabricados por CAF (uno de ellos es un remolque generador con cabina), tienen como velocidad máxima precisamente los 160 km/h de la locomotora que aporta la tracción en régimen push-pull, aunque podrían alcanzar los 200 km/h si las tractoras de la Clase 201 se sustituyesen por un modelo más rápido.

 

Copyright 2011. Joomla 1.7 templates. 2003-2015 - Fernando Puente