Usted está aquí:noticias·convencional·Reino Unido compensa a Virgin por el desastre de la WCML prorrogando su concesión

Viernes, 07 Diciembre 2012 09:48

Reino Unido compensa a Virgin por el desastre de la WCML prorrogando su concesión

Escrito por 
Tren de Virgin en Rugeley Trent Valley (Staffordshire, Reino Unido) Tren de Virgin en Rugeley Trent Valley (Staffordshire, Reino Unido) Por Jonathan's Railway Photography en Flickr. cc-by-nc-nd

El Departamento de Transportes de Reino Unido (DfT) ha cumplido con el guión y el pasado jueves confirmaba que Virgin Trains seguirá operando el servicio ferroviario de transporte de viajeros en la West Coast Main Line (WCML, o línea troncal occidental) después del 9 de diciembre, fecha en la que expiraba el actual contrato, y durante casi dos años más. El ejecutivo británico parchea así el desaguisado que causó al adjudicar primero el servicio a FirstGroup y revocar luego su propia decisión reconociendo “errores técnicos significativos” en el proceso.

La nueva adjudicación cambia el sistema habitual de contratación del Reino Unido y, en lugar de dar a Virgin una licencia para operar en exclusiva en esa línea a cambio de una prima determinada -y con el riesgo de la operación en manos de la empresa-, contrata directamente la prestación del servicio, asumiendo el sector público todo el riesgo.

Eso quiere decir que todas las desviaciones de costes serán sufragadas por el estado e, igualmente, si hubiera ingresos por encima de lo presupuestado sería el sector público quien los reciba. Virgin recibirá por la prestación del servicio una remuneración en forma de comisión, equivalente al 1% de los ingresos anuales.

La fórmula es un arreglo para salir del paso después de que hace sólo dos meses, el pasado mes de octubre el DfT diese la vuelta a su propia decisión, sin tiempo ya para un nuevo proceso de adjudicación. En ese sentido, el acuerdo señala que ambas partes revisarán los términos comerciales más adelante, con el objetivo de que Virgin asuma una mayor cuota de riesgo operativo”.

Igualmente, la adjudicación provisional especifica que, si bien el periodo de esta nueva, peculiar y flexible fórmula concesional irá desde el 9 de diciembre de 2012 hasta el 8 de noviembre de 2014, el DfT se reserva el derecho a cancelarla seis meses antes (mayo de 2014) si, para entonces, ha conseguido licitar y adjudicar la siguiente concesión.

Como parte del acuerdo la operadora, participada al 51% por Virgin Group y con el 49% restante en manos del conglomerado Stagecoach, se compromete por su parte a introducir un sistema de devolución del importe del billete en caso de retrasos “severos” que entrará en vigor el 1 de abril de 2013.

La “nueva” concesión continuará operando los mismos servicios que ya prestaba y que conectan Londres con los Midlans y el noroeste del país, así como el norte de Gales y Escocia. A ellos hay que sumar los que entran en vigor la próxima semana, entre los cuales está el incremento de servicios entre Londres y Glasgow hasta alcanzar una frecuencia horaria.

La vida extra que Virgin recibe le servirá también para presumir de la finalización del programa para el incremento de la capacidad de los trenes Pendolino, un proyecto pagado íntegramente por el estado británico y que supone la prolongación de 31 de los 52 trenes ya existentes, que pasan de 9 a 11 coches, así como la construcción de cuatro ramas completamente nuevas, con 11 coches cada una. 

El despliegue ofrece posibilidad de crear servicios, gracias a las cuatro nuevas unidades, pero sobre todo supone la puesta en vía de 106 coches más, 28.000 nuevas plazas cada día, destinadas a paliar sólo parcialmente la saturación existente en la WCML, saturación que es en parte resultado del propio éxito comercial del corredor -su demanda se ha duplicado hasta los 31 millones de viajeros anuales en sólo seis años- y que está funcionando como el principal motor político para la creación de una línea de muy alta velocidad de nueva construcción.

Tras anunciar los términos del acuerdo, el DfT ha hecho públicos además los resultados del informe dirigido por el consejero delegado de la multinacional energética Centrica (que es miembro no ejecutivo del Departamento) y que va dirigido a profundizar en las causas del fiasco en la adjudicación del contrato de la WCML a FirstGroup.

Entre las tres razones principales, Laidlaw apunta a una mala metodología a la hora de fijar la cantidad que las empresas debían garantizar ante el estado en caso de abandonar la concesión, además de la modificación arbitraria de esas cifras contraviniendo las propias reglas del DfT y, finalmente, la adjudicación del contrato en base a informes inadecuados y que no alertaban de esos fallos estructurales.

Las ondas que este terremoto ha provocado en el seno del DfT han afectado además a otra concesión que debía ser licitada en los próximos meses, la del servicio ferroviario en el conjunto de EscociaTal y como informa Scotsman, el gobierno autónomo escocés esperará a la más que previsible modificación de las fórmulas concesionales que usa el DfT para adjudicar el servicio ScotRail, y en ese sentido ha concedido una nueva prórroga a la empresa que lo explota (FirstGroup).

La decisión no está exenta de polémica, ya que esta concesión fue adjudicada en 2004 y aunque expiraba en 2011, fue prorrogada hasta 2014 sin negociación. Aunque el nuevo contrato iba a comenzar su proceso de licitación a comienzos del próximo mes de enero, se espera ahora que esa fecha se aplace, lo que supondría una nueva prórroga para FirstGroup de entre cuatro y siete meses.

 

Copyright 2011. Joomla 1.7 templates. 2003-2015 - Fernando Puente