Usted está aquí:noticias·alta velocidad·En marcha la construcción de la primera línea de alta velocidad y ancho métrico en Japón

Viernes, 21 Septiembre 2012 02:32

En marcha la construcción de la primera línea de alta velocidad y ancho métrico en Japón

Escrito por 
Esquema de la futura red de alta velocidad (Shinkansen) en la isla nipona de Kyushu Esquema de la futura red de alta velocidad (Shinkansen) en la isla nipona de Kyushu Elaboración propia

El pasado mes de agosto se celebró en la isla de Kyushu, la más meridional de las cuatro principales que componen el archipiélago japonés, la ceremonia de inicio de las obras del último tramo que permitirá llevar la red de alta velocidad del país (Shinkansen) hasta la ciudad de Nagasaki. Los trabajos, que se prolongarán hasta 2022, y permitirán poner en servicio por primera vez una línea diseñada con parámetros de alta velocidad y ancho de vía métrico.

Con sus 35.640 km2 de superficie (poco más que la extensión de Cataluña), la de Kyushu es la tercera isla más grande del archipiélago, y está habitada por 13,2 millones de habitantes (poco más del 10% de la población total del país). Pese a que las ciudades de Kokura y Hakata (al norte) están conectadas a Honshū, la isla principal, desde 1975 gracias al Sanyō Shinkansen y a través del túnel Shin-Kanmon, los habitantes de las zonas densamente pobladas del oeste y del sur de la isla tuvieron que esperar hasta el año pasado para ver cómo la red de trenes bala llegaba hasta el otro extremo.

Desde marzo de 2011, los 257 km del Kyushu Shinkansen (operado por JR Kyushu), extienden la red de alta velocidad nipona al conectar Hakata con Kagoshima en sólo 1h20'. Y precisamente para completar esta línea, y tras la ceremonia de agosto, están ya en marcha todas las obras necesarias para poner en marcha otro ramal que enlace Hakata con la ciudad de Nagasaki, que si todo sale como está previsto, se convertirá en el primero y el único de Japón en poner en práctica el concepto Super Tokkyū.

Bajo ese epígrafe se engloban aquellas líneas de nueva construcción que han sido diseñadas a todos los efectos para su utilización por trenes de alta velocidad y ancho estándar internacional (1.435 mm), pero sobre las que se monta, de forma transitoria y por razones de compatibilidad con la red convencional, vía de ancho métrico (1.067 mm).

Pese a que inicialmente estaba previsto que hasta cuatro líneas en Japón fuesen construidas de esta forma, tres de ellas fueron finalmente ejecutadas como corredores puros de alta velocidad y sólo el ramal a Nagasaki responderá a la fórmula Super Tokkyū. Alternativa que, por cierto, no debe confundirse con los corredores (mucho más) conocidos como Mini Shinkansen: líneas convencionales cuyo ancho ha sido transformado del métrico al estándar, y en las que no se modifica ni el trazado ni su gálibo de carga , notablemente más estrecho que el de la red de alta velocidad.

Tal y como está planteado el acceso ferroviario a Nagasaki, los trenes saldrán de esta ciudad por la plataforma Super Tokkyū, de ancho métrico y nuevo trazado, y que consta de dos tramos. Uno de 21 km de longitud -cuyas obras son las que comenzaron el pasado mes de agosto- entre esa ciudad e Isahaya, y otro de 45 km que va de Isahaya hasta Takeo-Onsen, que está en obras desde 2008 y cuya apertura está prevista para 2018. Ambos han sido diseñados para una velocidad máxima de 200 km/h, con radios de curva mínimos de 4.000 metros y una pendiente máxima de 25 por mil y serán electrificados a 20 kV 60 Hz AC.

Desde Takeo-Onsen hasta la la estación de Shin-Tosu (sur de Hakata) los trenes seguirán circulando en ancho métrico 51 km más, pero en este caso por un tramo de la línea convencional ya existente. Desde Shin-Tosu y hasta Hakata, y aunque podrían encaminarse por la línea convencional, los trenes utilizarán los primeros 26 km de la línea de alta velocidad y ancho estándar ya existente, tal y como ha confirmado la empresa JR Kyushu.

Eso permitirá a la compañía extender las rutas que salgan desde Nagasaki más allá de Hakata y hacia otros puntos conectados por la red Shinkansen, aunque requiere resolver primero la cuestión de los diferentes anchos de vía. Ningún problema para el ministerio de transportes japonés, que lleva trabajando desde 1994 en el desarrollo de unidades de tren con bogies capaces de cambiar de ancho de forma automática y en movimiento.

Tras desarrollar un primer prototipo en 1998, las autoridades niponas disponen desde 2006 de un segundo prototipo con el que han estado realizando pruebas de todo tipo en varios puntos de la red ferroviaria del país (entre ellos, en Kyushu a mediados de 2009). El tren, basado en la serie E3, puede circular a un máximo de 270 km/h en líneas de alta velocidad (electrificadas a 25 kV 60 Hz AC) y a 130 km/h en líneas convencionales (electrificadas a 20 kV 60 Hz o a 1.500 V CC). En el caso de la línea a Nagasaki, se espera que la utilización de estos trenes tras la apertura de las dos secciones de línea Super Tokkyū permita acortar el tiempo de viaje actual de 1h48' hasta 1h20'.

 

Medios

Copyright 2011. Joomla 1.7 templates. 2003-2012 - Fernando Puente